INCAA: el presupuesto mas elevado de la historia. O Darin versus Pergolini

El INCAA prevé gastar este año $ 2542 millones según publicara en su sitio web. Sana práctica esta de hacer público el presupuesto, práctica que se inició con la publicación del presupuesto del año 2016. La peculiar forma institucional del INCAA, ente público no estatal, hace que contablemente funcione al margen del Sistema de información financiera (SIDIF) del Estado Nacional, usando para las registraciones contables y presupuestarias, hasta el año 2015 al menos, un sistema propio denominado “Visor de Gestión Dinámica Presupuestaria “ basado en Access-Visual Basic. Por ello tampoco se puede conocer como avanza la ejecución de su presupuesto a lo largo del año, como sí se puede consultar la de cualquier dependencia del Estado Nacional en el sitiodelciudadano

La ejecución del presupuesto del INCAA solo se la conoce públicamente al 30 de junio del año siguiente cuando el Poder Ejecutivo remite al Congreso la Cuenta de Inversión según dispone la ley. Usando entonces los datos públicos de la ejecución presupuestaria hasta el año 2015 y los presupuestos del año 2016 y 2017 y corrigiéndolos por la inflación se concluye que el INCAA tendrá este año el presupuesto más elevado de su historia, historia que comenzó en los años cuarenta del siglo pasado: gastará en términos reales un 25 % mas que lo que gastó en el año 2015. Y esto sin computar que prevé realizar préstamos y adelantos para apoyar la industria de mas de $ 310 millones, 25 % mas en términos reales que los que se otorgaron en el año 2015. Las remuneraciones al personal por su parte absorben mas de $ 400 millones, 8 % de aumento real respecto de 2015, y el gasto en bienes y servicios algo mas de $ 350 millones, descendiendo un 30 % con relación al ejercicio 2015. Pero el componente mas importante del presupuesto del INCAA son los gastos sin contrapartida, técnicamente denominados “transferencias”, que superan los $ 1500 millones aumentando respecto de 2015, descontada la inflación, más de 50 %; y dentro de las transferencias se incluyen los gastos predilectos del INCAA: los subsidios a productores de cine, los concursos de contenido y TV abierta y los premios de concursos y operas primas. Finalmente: ¿De dónde provienen los fondos que financian al INCAA? El Estado Nacional contribuye con mas de $ 600 millones a través de transferencias y aportes del Tesoro; el Estado aporta entonces casi una cuarta parte de lo que el INCAA gastará y lo obtiene, a pesar de lo que dice Darin, de los impuestos que paga la gente. Y más de $ 1500 millones provienen de impuestos que el Estado establece para asignarlos específicamente al INCAA, el famoso “autofinanciamiento” del INCAA que destacan los actores. Son los impuestos que Ricardo Darin sostiene que no los paga la gente. ¿Qué se incluye aquí?: a) un impuesto del 10 % sobre las entradas para ver películas nacionales y extranjeras ($ 487 millones). Un dato no menor para el INCAA que apoya solamente al cine nacional: en 2015 asistieron al cine 52.125.926 espectadores, todos pagaron el impuesto, pero sólo el 14 % asistió a películas nacionales; b) un impuesto del 10 % sobre la venta o locación de todo tipo de videograma grabado ( $  70 millones); y c) un 25 % de la recaudación del  impuesto sobre la facturación de los servicios de comunicación audiovisual por comercialización de publicidad, señales, abonos y todo otro concepto de explotación de los servicios en un % que oscila según el caso y la empresa entre 0,5 % y 5 %; este 25 % se estima en 2017 que alcanzara unos $ 1000 millones.

Mario Pergolini contra los actores: “Pecan de pelotudos”

Ricardo Darin “El fomento del cine proviene de esos cánones que vienen de las empresas y del 10 por ciento de las entradas. ​​Si eso desaparece va a desaparecer el cine argentino”, dijo y agregó: “Hay que aclararlo bien, la actividad no se nutre de los impuestos de la gente. La entrada no saldría 10 por ciento menos si se saca esto”.

Actores: el cine argentino se autofinancia

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *