La ley de financiamiento del Sistema de Ciencia y Tecnología

En la Cámara de Diputados de la Nación han ingresado tres proyectos que buscan normar y establecer valores destinados a financiar el sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación de la República Argentina. Tienen entre sí diferencias diversas (Objetivos, Monitoreo, papel y relación con el sistema científico nacional, autoridad de aplicación, coparticipación a los sistemas provinciales) pero el objeto principal es coincidente: establecer un valor anual en el presupuesto para financiar al sistema científico. Los tres lo disponen asignándole un valor a la Función Ciencia y Técnica del presupuesto nacional y un sendero de crecimiento para ese valor. Y obviamente la diferencia más importante entre los tres proyectos es la magnitud asignada en cada uno.

La ley 25467 que norma el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación sancionada el 29 de Agosto de 2001 establece en su artículo 22 la forma de financiamiento del sistema y concreta en su inciso a) que ” El Estado nacional mediante las partidas presupuestarias asignadas correspondientes a la función Ciencia y Tecnología en la respectiva ley de presupuesto y previstas en los presupuestos anuales”. De acuerdo a la norma, es el presupuesto nacional el que determina las partidas que concurrirán a financiar el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología.

Los tres proyectos de ley apuntan a concretar en una norma independiente el valor de las partidas que la ley 25467 dispone se asignen en la ley anual de presupuesto. De esta manera, el proyecto (3416-D-2020) del diputado Riccardo precisa en su:

“ARTICULO2°.- Aumento presupuestario progresivo. El Estado Nacional aumentará progresivamente los créditos de la fuente prevista en el inciso a) del artículo 22° de la Ley 25.467 del presupuesto nacional, hasta llegar a un 3% del PBI en el año 2035 conforme establece el siguiente cuadro…….”; el porcentaje asignado comienza en el año 2021 en unvalor del 0,6 % del PBI, 0,71 % el PBI en 2022 y así sucesivamente hasta alcanzar el 3 % del PBI en el año 2035.

El proyecto de la diputada Bernazza (3598-D-2020) por su parte asigna a la Función Ciencia y Técnica del presupuesto nacional un 0.30 % del PBI en el año 2021, el 0.36 % en 2022 y creciendo paulatinamente hasta alcanzar el 1 % del PBI en el año 2030.

Finalmente, el proyecto de la diputada García Larraburu propone asignar a la función Ciencia y Técnica del presupuesto nacional un 1,2 % del gasto total presupuesto nacional en 2021, el 1,25 % en 2022 y creciendo paulatinamente hasta alcanzar el 2 % en el año 2030.

La función Ciencia y Técnica del presupuesto nacional tuvo en el año 2019 un presupuesto devengado de $ 49053 millones que representa el 1,03 % del presupuesto del Estado nacional y el 0,23 % del PBI. En 2018, en tanto, la función Ciencia y Técnica del presupuesto del Estado nacional devengó $ 37350 millones que representan el 1,13 % del presupuesto total y 0,26 % del PBI.

En consecuencia, en 2021 el proyecto de Riccardo asigna 0,6 % del PBI (casi tres veces lo destinado en 2019), el de Bernazza asigna 0,3 % del PBI (1,3 veces los valores de 2019) y el de García Larraburu el 1,2 % del Presupuesto Nacional (casi 1,2 los valores de 2019).

El significado de las cifras propuestas en los tres proyectos en términos históricos resulta evidente. El de Riccardo implica no sólo un salto espectacular ya en 2021 sino también un horizonte que implica para el año 2035 una asignación de recursos del presupuesto nacional en % del PBI 10 veces mayor al del año 2019. El de la diputada Bernazza implica un aumento importante ya en el año 2021, aunque mucho menor que el de Riccardo, y un horizonte de crecimiento creciente aunque de menor dimensión que el de Riccardo.

El de la diputada García Larraburu finalmente  propone cifras de recursos para el año 2021 superiores en un 20 % a las registradas en 2019 con relación al gasto total devengado y supone un aumento hasta llegar al año 2030 con un sector científico del doble del registrado en 2019, siempre y cuando se lo mida como % del gasto total del Estado nacional

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *