Cuatro años de estancamiento del PBI por habitante

El Ministro de Economía Kicillof ha reafirmado que su proyección de crecimiento de la Argentina en el presente año es de más del 2,5 %. Sale al encuentro así del Fondo Monetario Internacional que prevé que la economía nacional caerá un 0,3 %, luego de haber estimado en su proyección anterior una caída mayor, 1 %. La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) asimismo redujo a comienzos de Abril su pronóstico al 0 % de expansión luego de que en octubre pasado había estimado un crecimiento del 1 %. Con la población creciendo a algo más del 1 % por año, el cumplimiento de los pronósticos del FMI, de la CEPAL y aún con la economía creciendo hasta un 0,3 % en el presente año, el PBI por habitante será inferior al registrado en 2011,  estimativamente unos u$s 13.500 según el Ministerio de Economía. Manifiesto estancamiento. Si la economía en el presente año crece en cambio de acuerdo a las estimaciones del Ministro Kicillof el desempeño en el último quinquenio no será tampoco descollante, apenas modesto: el PBI por habitante será en el 2015 sólo un 1,4 % mayor al del año pasado y habrá aumentado en cinco años un escuálido 2,2 %. PBI per capita estancado en cinco años

Los últimos datos del INDEC muestran a su vez que la actividad económica tuvo un crecimiento nulo en Enero pasado en tanto que la Consultora de Orlando Ferreres ha medido una caída del 2,3 % para el primer trimestre del año. El gobierno espera que la economía se reanime en lo que resta del año impulsada por el gasto público y otras medidas de estímulo a la demanda. Por ahora esto es una incógnita en presencia de una actividad industrial que continúa cayendo y un leve repunte de la construcción.
Las cifras definitivas que mostrarán el desempeño de la economía argentina durante el 2015 estará disponibles recién en Marzo del año que viene, mes en que el INDEC difunde habitualmente sus estimaciones provisorias del PBI del año anterior. Aunque si este año siguiera un calendario similar al del año pasado, a fines de septiembre, antes de las elecciones generales, tendría que dar los resultados de la estimación del PBI del primes semestre de este año. Y ese dato ya acotará la incertidumbre.
El Ministro Kicillof ha deslizado que el FMI ha subestimado el crecimiento de la economía argentina. El Director del departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, ha defendido sus estimaciones argumentando: “Nuestra predicción refleja una situación de no acceso a los mercados internacionales de capital, de exceso de crecimiento en demanda agregada, de restricciones muy importantes por el lado de la oferta, de alta inflación y claramente un entorno en el cual la inversión privada no va a estar creciendo y la demanda privada se va a estar contrayendo. El diagnóstico es ese”.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *