Pobreza, canasta familiar y datos del Indec

La Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia de Tierra del Fuego es la única repartición oficial que aún publica mensualmente estimaciones de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) o línea de indigencia y de la Canasta Básica Total (CBT) o línea de pobreza siguiendo la metodología del Indec; y lo hace desde hace más de quince años. El Indec dejó de hacerlo en Diciembre de 2013. Un importante conjunto de provincias también realizaba cálculos similares pero los discontinuó cuando comenzaron los problemas de medición de la inflación del Indec, justamente, para no entrar en conflicto con el Instituto nacional.La Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires elabora sus propias canastas pero con una metodología distinta. La Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericana (FIEL) por su lado es una de las organizaciones privadas que mensualmente realiza y publica estas estimaciones usando la misma composición del Indec. El valor de esta CBA en el mes de Mayo pasado según los precios relevados por la Dirección de Estadísticas de Tierra del Fuego fue $ 1433 para un adulto equivalente y de $ 16237 para una familia tipo de 4 miembros (varon de 35 años, mujer de 31 años y dos hijos de 5 y 8 años). El valor de la CBT por su lado para el adulto fue de $ 5255 y para el hogar tipo de $ 16237. Es cierto que el costo de vida en Tierra del Fuego es significativamente mayor al de muchas regiones del país, particularmente respecto de la Ciudad de Buenos y los partidos del conurbano. Pero comparando la evolución a lo largo del tiempo de las estimaciones de la Provincia de Tierra del Fuego y las del Indec para el valor de la CBA y CBT puede establecerse una relación entre ambas y, de esa manera, aproximar el valor actual que tendría esa canasta en la Ciudad de Buenos Aires y el GBA ante la carencia de información que ha provocado la defección del Indec. Veamos entonces.CBA y CBT diversas estimaciones a mayo

¿Qué es la Canasta familiar?
El lenguaje cotidiano define a la canasta familiar como aquél conjunto de bienes y servicios que permite satisfacer las necesidades de una familia. Su cuantificación y uso en el lenguaje especializado requiere ser mas preciso. Aunque existen composiciones diversas de ese conjunto de bienes y servicios, la composición más difundida es aquella el Indec definió en los años ochenta para realizar sus estimaciones de la incidencia de la indigencia y de la pobreza.
El último valor de la línea de indigencia y de la línea de pobreza que publicó el Indec correspondió al mes de diciembre de 2013 y la última medición de la pobreza y la indigencia correspondió al primer semestre de 2013 que concluyó que la indigencia afectaba al 1,6 % de las personas y la pobreza al 4,7 %.Estas estimaciones del Indec sin embargo fueron objeto de fundados cuestionamientos a partir de 2007, año en que el Indec vio alterado su funcionamiento institucional; los cuestionamientos tuvieron orígenes diversos pero en esa diversidad deben destacarse aquellos estudios realizados por el Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA) de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) liderada por Hugo Yaski, del Centro de Estudios Sociales Scalabrini Ortiz liderado por Andres Asiain (CESO), de la Junta Interna ATE-INDEC, del Instituto del Pensamiento y Políticas Públicas (IPYPP) y del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA (ODSA). Estos centros de investigación realizaron estimaciones de la incidencia de la pobreza y llegaron a resultados significativamente mas elevados que los que produjo el Indec hasta el primer semestre de 2013 (Ver aquí). De ellos se desprende en forma concluyente que las mediciones de pobreza e indigencia del Indec subestimaban el fenómeno. Y el origen de tal subestimación tiene mucho que ver con en el cálculo de la línea de indigencia y línea de pobreza realizado por el Indec, sustancialmente menores a los que estos centros de investigación estimaron; siendo el umbral sistemáticamente subestimado la cantidad de personas cuyos ingresos quedaban por debajo resultaban consecuentemente menores a los reales. Desapareció así el valor oficial calculado por el Indec de la línea de indigencia y de la línea de pobreza así como desaparecieron las mediciones oficiales de la incidencia de la pobreza y de la indigencia.El 24 de Abril de 2014 el Indec comunicaba esta discontinuación argumentando que existían “…severas carencias metodológicas, sumadas al hecho de la discontinuación del IPC-GBA y la imposibilidad de empalme con el nuevo Indice de Precios Nacional Urbano “. Se perdió así una estadística que se calculaba desde 1988 y las razones esgrimidas por el Indec no parecen ser una explicación lógica para un organismo estatal especializado en estadísticas.
El valor de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) que el Indec calculó desde los años ochenta es un valor teórico que se obtiene determinando el costo de los alimentos necesarios para cubrir durante un mes las necesidades energéticas de un hombre adulto que tiene entre 30-59 años y realiza una actividad física moderada; esta canasta incluye 27 tipos de alimentos que integran las pautas típicas de consumo de una persona cuyas necesidades energéticas son de 2700 kilocalorías diarias durante un mes; el Indec denomina a esta CBA como línea de indigencia. La Linea de Pobreza por su parte se obtiene ampliando la Canasta Básica Alimentaria a una Canasta Básica Total (CBT) que incluye tambien bienes y servicios no alimentarios (vestimenta, educación, transporte, educación, etc.). Esta ampliación se realiza conociendo el valor que los alimentos (CBA) representan en el gasto total de la población estudiada ( Coeficiente de Engel).
El valor la CBA en el mes de Mayo pasado para un adulto equivalente según los precios vigentes en Tierra del Fuego relevados por la Dirección provincial fue de $ 1433 y para una familia tipo de 4 miembros (varon de 35 años, mujer de 31 años y dos hijos de 5 y 8 años) fue de $ 4429. El valor de la Canasta Básica Total por su lado para el adulto fue de $ 5255 y para el hogar tipo de $ 16237. El costo de vida en Tierra del Fuego es significativamente mayor al de muchas regiones del país, particularmente respecto de la Ciudad de Buenos y los partidos del conurbano. Pero comparando la evolución de las estimaciones de la Provincia de Tierra del Fuego y las del Indec para el valor de la CBA y CBT puede establecerse una relación entre ambas y, de esa manera, aproximar el valor actual que tendría esa canasta en la Ciudad de Buenos Aires y el GBA, ante la carencia de información que ha provocado la inacción del Indec.

La subestimación del Indec
Comparando la evolución histórica entre el valor de las canastas calculado por el Indec y el calculado por la Dirección de Estadísticas de Tierra del Fuego surge otro dato interesante: el valor de la CBA calculado por el Indec para el Gran Buenos Aires representó entre el 70 % y 75 % del valor de la CBA calculada por la Dirección de Estadísticas de Tierra del Fuego entre mediados de 2002 y mediados de 2007. Si la comparación se realiza con el valor de la línea de pobreza (CBT) esta relación se mantuvo también en un entorno muy reducido: 40 % a 45 %. Relación % entre CBA y CBT del Indec y de Tierra del FuegoDurante mas de cinco año entonces hubo una relación relativamente constante entre la línea de Indigencia (CBA) y la línea de Pobreza (CBT) calculada por el Indec y la calculada por la Provincia de Tierra del Fuego. Pero a partir de la intervención del Indec en 2007 esta proporción se redujo notablemente a punto tal que a fines de 2013 era de sólo 25 % y 15 % para la línea de indigencia y para la línea de pobreza respectivamente. Una robusta evidencia y un fuerte sustento a la interpretación obtenida por otros investigadores y Centros de Investigación: el Indec a partir de 2007 subestimó la línea de indigencia y la línea de pobreza y el problema se fue agudizando a medida que transcurría el tiempo y el proceso inflacionario se aceleraba. Los reducidos valores de pobreza e indigencia que midió el Indec hasta la discontinuación de estas estadísticas en el primer semestre del año 2013 son entonces consecuencia de la subestimación de la línea de indigencia y de la línea de de pobreza que realizó la institución estadística oficial.

 

 

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *