Brusca desaceleración de la inflación en agosto.

La inflación del mes de Agosto fue significativamente menor que la del mes de julio. Alcanzó un 0,2 % (2 % en julio) según el Índice de Precios al Consumidor del Indec (IPCIndec) y un 0,28 % (1,7 % en julio) según el IPC de Córdoba (IPCCba); la variación fue en cambio negativa, -0.8 %, según el IPC de la Ciudad de Buenos Aires (2,2 % en Julio). Los reducidos valores registrados tienen mucho que ver con el recalculo realizado para tener en cuenta la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que dispuso anular los aumentos de tarifas del gas instrumentados a partir del 1 de abril, debiéndose retrotraer los valores a aquellos vigentes al 31 de marzo. Al ser anulados los aumentos de las tarifas de gas computados a partir del 1 de abril, los precios del gas cayeron en agosto 45,02 % según el IPCCba, 35,06 % según el IPCIndec y  67.6 % según el IPC de la Ciudad de Buenos Aires (IPCCABA). El Indec aclaró que había computado la reducción sólo por los 14 días del mes de agosto que median entre el día en que la Corte Suprema dispuso la medida ( 18 de agosto) y, en consecuencia, el impacto de los días restantes del mes (17 días) será computado en el Indice del mes de septiembre ( -48.5 %). La Ciudad de Buenos Aires por su parte aclaró que todo el impacto de la rebaja fue incorporado con el Indice del mes de agosto.

inflacion-de-agosto Al retrotraerse las tarifas de gas al 31 de marzo se restaron 0,7 puntos porcentuales según el IPCINdec, de manera que la inflación puede estimarse que en ausencia de bajas de las tarifas del gas hubiera sido de alrededor del 0,9 %. Un cálculo similar con el IPC de la Ciudad de Buenos Aires mostraría que la inflación de agosto hubiera sido levemente superior al 0 % y según el IPCCba hubiera sido mayor, poco menos al 1 %. Por ello, la desaceleración respecto de julio de la suba de precios aun eliminando el efecto de la tarifas del gas sigue siendo muy importante.

La inflación anual medida en los últimos doce meses de esta manera queda en 43,5 % según el IPC de la Ciudad de Buenos Aires y de 39,2 % de acuerdo al IPC de la Provincia de Córdoba, valores menores a lo que registró la variación interanual al mes de julio, 47,2 % y 41,1 % respectivamente.

Bienes y Servicios con mayores aumentos

Tomando como referencia la suba del nivel general de precios de Agosto (0,2 %),  los precios que mas subieron según el IPC del Indec fueron los de Atención médica y gastos para la salud (3,1 %) y Educación (2.3 %) en tanto que los que acusaron deflación fueron los de Vivienda y servicios básicos que cayeron -5.6, como consecuencia sobre todo de las tarifas del gas, y de esparcimiento (-0.6 %). Los Alimentos y bebidas no tuvieron una suba muy elevada (0,7 %) aunque, cuando se mira al interior del capítulo, la suba promedio es consecuencia de deflación en conjuntos de precios que se redujeron como consecuencia de su elevada estacionalidad (algunas frutas, lechuga, tomate, pescado) e importantes aumentos en bebidas alcohólicas, gaseosas y otros alimentos (panificados, arroz, cortes diversos de carnes, lácteos, azúcar, sal, gaseosas) y en aceite comestible que sigue subiendo a gran velocidad luego de que se eliminara el subsidio. El agrupamiento Aceite y Grasas aumentó en efecto en agosto un 10 % y el aceite de girasol en envase de 1 litro pasó de $ 38,10 a $ 42,88.

Según el IPC de la Ciudad de Buenos Aires, cuyo nivel general descendió 0.8 %, los precios más dinámicos en agosto fueron los de Comunicaciones (2,5 %), bebidas alcohólicas (1,7 %), Salud (1,1 %) y Educación (1,1 %); tuvieron deflación en tanto solamente aquellos precios englobados en la división Vivienda, Agua, Electricidad y otros combustibles que se redujeron -9.5 % impulsados sobre todo por la baja de la tarifa del gas. Los alimentos y bebidas no alcohólicas subieron en promedio sólo un 0,9 % aunque la baja de las Verduras y Tubérculos (-7.3) fue decisiva y compensó las importantes subas que tuvieron otros rubros alimenticios: Pan y Cereales (1,7 %), Carnes y derivados (1,2 %), Lácteos (2,8 %), Azúcar y Dulces (2 %), Frutas (1,2 %) y Aceites y Grasas ( 7,9 %).

El Indice de Precios al Consumidor de Córdoba, finalmente, que creció en promedio un 0,28 % en el pasado agosto, mostró en su interior una dispersión mucha mayor. Hubo rubros que registraron subas muy elevadas (Salud 1,87 %, Esparcimiento 3,06 %, Enseñanza 6,25 %) y otros que acusaron bajas en términos absolutos (- 5,59 % Propiedades, Combustibles, Agua y Electricidad y -0.73 % en Indumentaria y Calzados). Fue significativo asimismo el encarecimiento de algunos Alimentos y Bebidas (1,26 % de suba en promedio): Pan y Cereales (1,51 %), Carnes y Derivados (1,88 %), Aceites y Grasas (3,28 %), Lácteos ( 2,69 %) y Azucar y Dulces ( 2,29 %). Estas subas fueron compensadas por la deflación de las Frutas (-0.55 %), Verduras, Tubérculos y Legumbres (-7.62 %) y Pescados y Mariscos ( -1.11 %) .

Inflación Núcleo.

El núcleo de un índice de precios es aquél que agrupa cierto tipo de bienes. Mide lo que se llama inflación subyacente y, según el Indice de Precios al Consumidor del Indec, representa el 69,9 % del Nivel general y se diferencia de los bienes estacionales ( frutas, verduras, ropa exterior, transporte por turismo y alojamiento y excursiones) que representan el 10,8 % del índice y los bienes y servicios con precios regulados o con elevado componente impositivo: combustibles para la vivienda, electricidad, agua y servicios sanitarios, salud y servicios auxiliares, transporte público de pasajeros, funcionamiento y mantenimiento de vehículos, correo, teléfono, educación formal y cigarrillos y accesorios que representan el 19,4 % restante de la canasta del IPCIndec. La inflación núcleo de acuerdo a esta disección fue entonces en marzo del 1,7 %, los precios regulados bajaron -1.8 % y los precios estacionales cayeron también -4.3 %.

El IPC de la Ciudad de Buenos Aires por su parte muestra que la inflación núcleo o subyacente subió en agosto 1,6 %, los precios regulados cayeron -10.1 % y los precios estacionales sufrieron una deflación del -3.5 % dando por resultado la variación neta del nivel general de signo negativo igual a -0.8 %. En términos interanuales, un valor algo mas relevante para seguir la evolución de los precios en las actuales circunstancias, muestra una suba de la inflación núcleo o subyacente del 40,5 %, del 34 % en los precios  estacionales y del 68,9 % de los precios de los bienes y servicios regulados. Esto arroja una variación interanual del nivel general del IPCCABA al mes de agosto del 43,5 %.

La inflación Núcleo o subyacente que surge de los datos del Indice de Precios de la Provincia de Córdoba fue en agosto del 1,62 %; hubo deflación en tanto en los precios de los servicios regulados (-3.11) y en los precios estacionales (-1.39). La inflación núcleo en términos interanuales que surge del IPC de la Provincia de Córdoba en tanto es menor a la que surge de los otros índices de precios examinados: 36,49 % al mes de agosto, 35,72 % para los precios estacionales y 38,70 % para los precios de los bienes y servicios regulados.

 

 

 

 

 

 

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *