CONICET: extraordinaria expansión de sus recursos humanos

El principal organismo de ciencia y tecnología del país fue desde 2003 una prioridad nacional. Y esto se reflejó en la política de recursos humanos. Su planta de personal al 31/12/2003, 6591 empleados, creció más del doble llegando a los 14254 cargos a fines de 2016 según la cuenta de inversión de la Contaduría General de la Nación. Un ritmo de expansión muy elevado, más de 5 veces la tasa a la que crece la población argentina. Este ritmo fue además acelerándose. La planta de personal en efecto creció al 6,1 % anual entre 2003/2016, un 6,7 % anual entre 2007/2016 y 7,6 % anual entre 2014/2016. En el último año inclusive creció cerca de 10 %.

Aunque fragmentaria e incompleta, la sección CONICET en CIFRAS de la web muestra otros detalles del proceso. Dependían del CONICET al 31/12/16 unos 10036 investigadores, el agrupamiento más numeroso, 2653 de personal de apoyo y 1565 trabajadores administrativos, el agrupamiento que mayor velocidad de crecimiento exhibió entre 2003 y 2016.

Los investigadores, apenas 3693 en 2003, crecieron de este modo 172 % en los últimos 13 años. Un crecimiento al 8 % anual, aunque tal tasa fue mayor en los últimos años, 8,6 % anual entre 2014/2016, consecuencia del inusitado aumento del año pasado. El proceso de incorporación de investigadores del CONICET privilegió a los de menor formación y antecedentes, los denominados investigadores asistentes, produciéndose un cambio estructural y estratégico en la historia de la Institución.  Una categoría minoritaria en 2003, 508 en 2003, pasó a ser el agrupamiento más numeroso de la Institución en 2016, 3871. Su incorporación se hizo a una velocidad muy alta, 16,9 % anual, pasando a representar el 40 % del total de investigadores (14 % en 2003).  El resto de las categorías de investigadores crecieron a un ritmo mucho menor, pero también elevado, en torno del 5 % anual. Ascendiendo en la escala de jerarquía, el plantel de investigadores se completa con 2964 investigadores adjuntos (1511 en 2003), 2132 de la categoría de investigadores independientes (1071 en 2003), 887 investigadores principales (443 en 2003) y apenas 182 investigadores de la máxima categoría, investigadores superiores, que redujeron su importancia relativa del 4,4 % en 2003 al 1,8 % de los investigadores de 2016.

El agrupamiento de personal de apoyo, 1629 profesionales y 1024 técnicos, se expandió por su parte a razón del 0,7 % anual. Tuvo en este contexto una evolución curiosa: se contrajo entre 2003 y 2007 bajando desde 2426 a 2319 trabajadores creciendo luego a un ritmo reducido que se aceleró entre 2014/16 al 4,6 % anual. El menor dinamismo de este agrupamiento se tradujo en una reducción de la relación entre personal de apoyo cada 100 investigadores: 66 en 2003, 46 en 2007 y 26 al 31/12/16.

El personal administrativo del CONICET fue finalmente el que exhibió mayor dinamismo de todas las categorías analizadas, creciendo un 232 % entre 2003 y 2016. En 2003 se registraban 471 y a fines del año pasado los ya señalados 1565 de modo que la expansión fue a razón del 9,7 % anual. En los últimos años la incorporación de personal administrativo fue inclusive a mayor velocidad, 12,4 % anual entre 2007/16. Como consecuencia de ello, la cantidad de personal administrativo, que en 2007 era de 11 cada 100 investigadores, pasó a ser en 2016 de 16 trabajadores administrativos por cada 100 investigadores.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *