¿Cómo se financian las cuentas de las provincias?

Publicado en https://www.ambito.com/ambito-nacional/como-se-financian-las-cuentas-las-provincias-n5072375

Las provincias se financian con impuestos que recauda la Nación y luego les transfiere y con recursos que recaudan ellas mismas. Los que provienen de la Nación son los más importantes: Coparticipación Federal y diversas leyes específicas (Fondo ATN, Fondo Nacional de Incentivo docente, Fondo aportes del Tesoro Nacional, Financiamiento de Institutos Previsionales no Transferidos, programas de obras Hídricas de Saneamiento, Vialidad, Educación, Vivienda, Recursos Hídricos, etc.). Los impuestos más importantes que recaudan las provincias en tanto son sobre los ingresos brutos, inmobiliario, automotor y sellos y las contribuciones de la Seguridad Social en las 11 provincias que conservan sus Cajas Jubilatorias. Las regalías, finalmente, son ingresos que reciben las Provincias a cambio de la explotación de sus recursos naturales que realiza la Nación (petróleo, gas, otros minerales, represas hidroeléctricas, etc.) y otros ingresos de las provincias como ventas de bienes y servicios y rentas de la propiedad.

¿Cómo se financian las cuentas de las provincias?

El sistema de Coparticipación Federal de Impuestos distribuye los recursos que recauda la Nación en base a criterios que asignan proporcionalmente más a las provincias de menor grado de desarrollo. Del otro lado, están aquellas Provincias que reciben por dicho mecanismo menos de lo que “aportan”. La coparticipación beneficia así a las Provincias que tienen menos posibilidades pero, también, las libera en gran medida de recaudar sus propios impuestos, tarea “ingrata” que tiene además un elevado costo político. Un conjunto importante de provincias sólo tiene entonces que preocuparse en gastarlos eficientemente. Por otro lado: algunos impuestos provinciales (inmobiliario, automotor, sellos) tienen características “indeseables”, son “visibles”, impactan directamente en el bolsillo de los contribuyentes y, por ello, el Poder Político prefiere no usarlos. El impuesto sobre los ingresos brutos, en cambio, tiene una “virtud”: es un impuesto “oculto”, se incluye en el precio de venta y, en consecuencia, es transferido a los consumidores en el precio del producto o servicio quienes son, en definitiva, los que lo soportan sin que directamente “perciban” que están pagando un impuesto. Por ello las Provincias lo prefieren.
Y entonces resulta que hay diez Provincias que financian más del 70 % de lo gastan con recursos que provienen de impuestos que recauda la Nación encabezando la nómina S. del Estero (98 %), Catamarca (89 %), La Rioja (80 %) y Formosa (79 %). Y si se extiende la nómina a aquellas Provincias que financian más del 50 % de su presupuesto con recursos que provienen de impuestos que recauda la Nación la nómina incluye 16 Provincias. Y también se destacan las Provincias que tienen en las regalías a un recurso relativamente importante y, también, un recurso que no tiene costo político: Neuquén (24 % de su gasto se financia con regalías), Chubut (22 %), Santa Cruz (23 %), Mendoza (7%), T. del Fuego (9%) y Rio Negro (10%).

En el otro extremo quedan tres jurisdicciones que financian el grueso de su presupuesto con sus propios impuestos y en las que los recursos que provienen de impuestos que recauda la Nación representan una mínima proporción de su gasto: la Ciudad de Buenos Aires (26 %), Buenos Aires (38 %) y Córdoba (45 %).

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *